CENTRO DE MEDELLÍN un mapa para perderse

Alianza Francesa, fotografía por Juan Fernando Ospina

Afincó a un costado del remodelado Parque de San Antonio, frente al templo del mismo santo, que fuera locación de la película de Barbet Schroeder La virgen de los sicarios, basada en la novela de Fernando Vallejo. Una edificación moderna de cuatro plantas donde se enseña la lengua musical del francés (“¿français?” Ouimadame!). Dispone de una mediateca, la Arthur Rimbaud, con vocación no solo de biblioteca, archivo de videos y cintas magnetofónicas, sino como centro de conferencias y tertulias y una galería, la Olivier Debré, dedicada a promocionar las artes plásticas. El sótano ha sido destinado a sala de proyecciones y teatro para veladas. Además es escenario para la representación de las obras teatrales que están a cargo del grupo de profesores y estudiantes de la Alianza, bajo la dirección de José Gabriel Mesa, director a su vez del grupo Teatro Estudio, que lo tiene como sitio de ensayos.

Años de ferviente actividad cinematográfica en la ciudad, hervidero de cineclubes a finales de los setenta, tenía en la Alianza Francesa un gran aliado que ponía a circular por todo el país en sus legaciones académicas lo mejor del cinema francés, clásicos de todos los tiempos, en especial la nouvelle vague al igual que a nuevos directores. Era de esperarse que el teatro de la nueva sede de la Alianza fuera epicentro para la proyección del cine francés, al menos en el formato 16 mm o en video, y cada año, desde hace catorce, en las salas del Colombo Americano, proyecta el festival de cine francés. En años anteriores algunos grupos de la ciudad, sin sede obviamente, estrenaron allí sus trabajos; Caja Negra y el sexto semestre de teatro de la U. de A., bajo la dirección de José Fernando Velásquez, ponían en escena El beso de Dick, del caleño Harold Kremer, y La sangre más transparente, de Henry Díaz. De las puestas en escena del grupo de la Alianza, la recordada Quién no tiene su minotauro, de Marguerite Yourcenar, Cabaret de femme, a partir de “Ejercicios de estilo”, de Queneau y el homenaje a Albert Camus, a cien años de su nacimiento, Solidario solitario, con cuadros de algunas de sus obras; La terminal, creación colectiva y Rinoceronte, de Ionesco son las últimas incursiones en la escena. Por su parte, Teatro Estudio ha estrenado Estaba en casa y esperaba que llegara la lluvia y Juste la fin du monde, de Jean Luc Lagarce, El ausente y Ausencias de autoría de su director, y ¿A dónde vas Jeremias?, de Phillippe Minyana, beca de Creación artística de la Alcaldía de Medellín 2008.

Visite La Alianza Francesa aquí

Centro de Medellín
 
Ingresar
Cohete.net
Cohete.net