CENTRO DE MEDELLÍN un mapa para perderse

Pasaje de la Bastilla

Galimatías cotidiano

A lo largo de los dos tramos peatonales que componen el pasaje, los árboles prestan su sombra a quienes cruzan, habitan o visitan: a los viejitos que pasan la borrachera tirados en la acera, al vendedor de elepés, a los pelados azarosos que examinan a los que pasan, a los señores que leen la prensa sentados en las mesas afuera de los bares o cafés, a los lustrabotas, a los oficinistas que salen y entran de los edificios construidos a mediados de siglo pasado, a las muchachas apretadas en vestidos muy cortos que trabajan de meseras en los garitos, donde manda el dado y la ruleta; a los loteros y sus tenderetes tapizados con papelitos multicolor, a los vendedores callejeros de libros que se lanzan sobre los peatones repitiendo la misma pregunta, a las señoras que salen cargadas de paquetes del ChinaTown, con un regocijo soberbio y efímero.

Y allí, el Centro Comercial del Libro y la Cultura, sede de buenos libreros.

Centro de Medellín
 
Ingresar
Cohete.net
Cohete.net